Tag Archives: Christopher Nolan

Origen (Inception), 2010

25 Ene

 

La película trata de Dom Cobb (Leonardo DiCaprio), un espía industrial que roba los secretos de la gente dirécto de su subconciente cuando duermen. Es el mejor en su rubro y por razones obvias (y otras que se revelan más adelante) es un fugitivo. Con la promesa de comprar su regreso a su país (que le permitirá ver a sus dos hijos) se alista para un trabajo diferente: esta vez no debe robar algo de los sueños de otras personas, sino plantar una idea en la mente del hijo de un empresario, una incepción (interpretado por Cillian Murphy, cuya sola presencia en escena provoca inquietud). Este trabajo es riesgoso y nadie más que él podría llevarlo a cabo, para eso se hace de hábiles secuaces y de una adelantada novata. El resto es tarea para la casa o para la sala de cine, si es que aún la están dando donde vives.

Esta historia novedosa, y accesible a pesar de lo intrincado de la trama, es cortesía de la pluma y dirección de Christopher Nolan (Londres, 1970). No estámos hablando aquí de continuos raccontos y flash forward tan de moda sino de una historia que se desarrolla en múltiples capas y se nos pide atención para diferenciar lo real de lo ficticio. En este viaje se nos presenta una visión del subconsciente de la víctima, pero a cada paso también nos adentramos cada vez más en el subconsciente no tan heroico de Cobb.

Los efectos especiales de la película son interesantes y, a pesar de la espectacularidad, no sientes que estás viendo una película de Jerry Bruckheimer. Hay una secuencia dentro de un edificio que pierde la gravedad y rueda como una caja que es arrojada al suelo (cuya sobreexposición marquetera no le hace justicia) donde se desarrolla una pelea tan bien coreografiada y filmada que es un goce tanto estético como adrenalínico. También una extraña secuencia donde en medio de la cuidad irrumpe un enorme tren de carga que simboliza la defensa de la víctima contra el grupo de espías de sueños. Lo único que no me convenció mucho son las nítidas escenas de persecuciones y balaceras, donde lo onírico es demasiado real para ser construcciones del subconciente. Son mucho más interesantes las proyecciones del protagonista, quien mantiene encerrado un recuerdo (a pesar de que instruye a la novata a que no los traiga a los sueños) en un subterraneo al que llegas por un elevador que conecta los niveles de represión de Cobb.

En téminos de entretención pura cumple totalmente su cometido, entregando un filme vigoroso y atractivo, que está a medio camino entre drama existencial y película de acción. Totalmente recomendable.

Nota: si me preguntan, yo no diría que esta es una película “profunda”, pero entrega tantos niveles que puedes buscar y hallarás si es que tienes la intención. Creo que la propuesta de algunos directores contemporáneos de entretener y entregar segundas lecturas al mismo tiempo es completamente válida y a nadie debería avergonzarle permitirse soñar un rato sin la pretensión de filosofar sobre todo, eso sí, tengan siempre a mano su trompo (vean la película y sabrán por qué), para que sepan si están despiertos o no.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: